Destino Marruecos

destino marruecos

Ruta a Marruecos desde Casablanca 12 días

12 Days

Ruta a Marruecos desde Casablanca 12 días.

Día 1: Llegada a Casablanca

Su viaje comienza con la llegada al aeropuerto de Casablanca. Un conductor privado le dará la bienvenida y le llevará a su hotel. Aproveche su primera noche para relajarse y disfrutar del ambiente de esta dinámica ciudad.

Día 2: Explorando Casablanca

Comience el día con una visita a la majestuosa Mezquita Hassan II, una de las perlas arquitectónicas de Marruecos y una de las mezquitas más grandes del mundo. Admira la elegancia de su diseño, con sus impresionantes minaretes que se elevan sobre el Océano Atlántico.

Luego, sumérjase en la emoción de la medina de Casablanca. Explora sus calles estrechas, donde la artesanía local y los puestos tradicionales crean una imagen vívida de la vida cotidiana. Déjate seducir por los colores vibrantes de las alfombras, la cerámica y las joyas expuestas.

Para el almuerzo, disfrute de las delicias culinarias marroquíes en un restaurante tradicional. Déjese llevar por los sabores y aromas únicos de la cocina local, desde tajines hasta aromático cuscús.

Después del almuerzo, adéntrate en la historia de la ciudad en el Museo de Casablanca. Descubra fascinantes exposiciones que rastrean la evolución de la ciudad a través de los tiempos, desde la era preislámica hasta la era contemporánea. Artefactos, fotografías y exhibiciones interactivas ofrecen una visión cautivadora del patrimonio cultural de Casablanca.

Por la noche, disfrute de una cena en un animado lugar de la ciudad, impregnado del vibrante ambiente de Casablanca. Déjate llevar por la música, los sabores y la hospitalidad marroquíes para vivir una experiencia auténtica e inolvidable.

Día 3: Salida hacia Rabat

Después de un delicioso desayuno, tu viaje continúa hacia Rabat, la cautivadora capital de Marruecos. Cuando llegues, sumérgete en la historia y la belleza de la ciudad.

Comience su exploración en la Kasbah des Oudayas, un distrito histórico con vista al Océano Atlántico. Piérdete por sus sinuosas calles, admira la distintiva arquitectura blanca y azul y disfruta de las impresionantes vistas al océano.

A continuación, rinda homenaje a la herencia real visitando el Mausoleo de Mohammed V. Este imponente monumento es el lugar de descanso final del rey Mohammed V y ofrece una arquitectura elegante y tranquilos jardines.

Continúe el día con el descubrimiento de la Torre Hassan, un minarete inacabado que habría sido la pieza central de una mezquita del siglo XII. Empápese de la historia que rodea esta estructura icónica y aproveche la plaza circundante para un descanso relajante.

Para un toque de serenidad, diríjase a los Jardines Andaluces de la ciudad. Estos exuberantes jardines son un verdadero oasis de tranquilidad y ofrecen una escapada pacífica del ajetreo y el bullicio de la ciudad. Pasee por los senderos sombreados, admire las elegantes fuentes y tómese el tiempo para recargar energías.

Al final del día, siéntese en una cafetería local para disfrutar de un refrescante té de menta mientras contempla la puesta de sol sobre la ciudad. Disfrute del encanto único de Rabat antes de retirarse a su alojamiento para pasar una noche de descanso.

Día 4: Dirección Fez

Después de un abundante desayuno, prepárese para un día emocionante rumbo a Fez. En el camino, sumérjase en la historia explorando las ruinas romanas de Volubilis, un sitio arqueológico declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Camine entre los restos bien conservados, incluidos arcos triunfales, casas romanas y mosaicos, e imagine la grandeza de esta antigua ciudad.

Continúa tu viaje hacia Meknes, una de las ciudades imperiales de Marruecos. Descubra la grandeza de esta ciudad histórica visitando las puertas monumentales de la ciudad, en particular la famosa Bab Mansour. Déjate seducir por la impresionante arquitectura y el ambiente auténtico de la medina de Meknes.

Disfrute de una pausa para almorzar para degustar especialidades locales en un café tradicional y luego pasee por las bulliciosas calles de la medina. Tendrá la oportunidad de descubrir la artesanía local, desde alfombras tejidas a mano hasta cerámica colorida.

Después de explorar los encantos de Meknes, tome la carretera hacia Fez. Cuando llegues a esta emblemática ciudad imperial, empápate del ambiente único de sus calles medievales.

Instálese cómodamente en su Riad en Fez y disfrute de una velada relajada para prepararse para explorar más a fondo esta ciudad históricamente rica al día siguiente.

Día 5: Descubrimiento de Fez

Su día en Fez comienza con una fascinante exploración del casco antiguo, famoso por su medina laberíntica y su rico patrimonio cultural.

Comience visitando la famosa Universidad Al Quaraouiyine, fundada en el siglo IX, es una de las universidades más antiguas del mundo aún en funcionamiento. Admire la impresionante arquitectura de esta histórica institución educativa y aprenda sobre su papel central en la preservación del conocimiento a lo largo de los siglos.

Luego sumérjase en la medina de Fez, declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Déjate guiar por sus estrechas y sinuosas calles, cada una llena de tesoros artesanales. Explora los coloridos zocos donde los artesanos locales venden alfombras, joyas, textiles y otras creaciones únicas.

Una experiencia imprescindible en Fez es degustar platos tradicionales marroquíes en un auténtico riad. Disfrute de un almuerzo refinado en un hermoso entorno, impregnado de la arquitectura y el ambiente característicos de Fez.

Por la tarde, continúe descubriendo la medina visitando lugares emblemáticos como la fuente Nejjarine, la puerta Bab Bou Jeloud y la plaza Seffarine, donde los artesanos martillan el cobre de forma tradicional.

Por la noche, relájese en la encantadora atmósfera de Fez. Disfrute de una cena en un restaurante local, quizás acompañada de música tradicional, para completar este día lleno de descubrimientos culturales. Regrese a su riad para pasar una noche de descanso, listo para explorar más de la magia de Fez al día siguiente.

Día 6: Hacia el desierto de Merzouga

Hoy marca el comienzo de su inolvidable aventura en el desierto de Merzouga. Después del desayuno en Fez, prepárate para cruzar los espectaculares paisajes del Medio Atlas hacia el Sahara.

En el camino, admire las vistas panorámicas de las montañas, los exuberantes valles verdes y los pintorescos pueblos bereberes. Deténgase en el camino para experimentar la vida local y tomar fotografías memorables.

Su destino final es Merzouga, una puerta de entrada a las majestuosas dunas de Erg Chebbi. Al llegar a Merzouga, prepárate para una experiencia única: un paseo en camello por las dunas doradas. Sorpréndete con la belleza del desierto que se extiende hasta donde alcanza la vista.

Al final de la tarde, llegue a su campamento bereber en el corazón de las dunas. Allí le recibirán calurosamente con un té de menta. Instálese en su tradicional tienda nómada, decorada con alfombras bereberes, y disfrute del sereno ambiente del desierto.

Mientras se pone el sol, sube a la cima de las dunas para disfrutar de una vista espectacular. Los cálidos tonos dorados que envuelven el desierto crean un espectáculo inolvidable.

La velada continuará con una cena tradicional bereber bajo las estrellas. Saboree deliciosos platos preparados con ingredientes locales y escuche la cautivadora música bereber alrededor de la fogata. Es la oportunidad perfecta para compartir historias y risas con los lugareños.

Termina tu día empapándote de la magia del desierto, bajo un deslumbrante cielo estrellado. Retírese a su tienda para pasar una noche tranquila, arrullado por la calma del Sahara.

Día 7: Aventura en el desierto

Levántese temprano para disfrutar de una experiencia mágica al amanecer sobre las dunas de Erg Chebbi. Las sombras cambiantes del cielo y el juego de luces sobre la arena proporcionan un telón de fondo espectacular para comenzar el día.

Después del desayuno, emprenda una aventura en el desierto. Explora los alrededores a pie, descubriendo los secretos escondidos de las dunas. Conozca a los habitantes nómadas que viven en estas vastas extensiones y aprenda sobre su forma de vida tradicional.

También tienes la opción de elegir una excursión en 4×4 para una exploración más rápida y profunda de los paisajes desérticos. Las dunas brindan un terreno ideal para una emocionante experiencia en vehículos todoterreno, lo que le permite llegar a lugares remotos y capturar panoramas impresionantes.

Para el almuerzo, disfrute de un picnic bereber en el corazón del desierto. Siéntese sobre esteras extendidas a la sombra de una tienda nómada y disfrute de platos locales cuidadosamente preparados.

La tarde se puede dedicar a actividades opcionales como sandboarding en las dunas, una experiencia divertida para los amantes de las emociones fuertes.

Al final del día, sea testigo de otra hermosa puesta de sol en el desierto. Los tonos cálidos y dorados crean una atmósfera mágica que quedará grabada en tu memoria.

Pasa una segunda noche bajo las estrellas en tu campamento bereber. Aprovecha la tranquilidad del desierto y la ausencia de luces urbanas para contemplar la Vía Láctea. Es una experiencia realmente inolvidable que completa tu inmersión total en la magia del Sahara.

Día 8: Camino a las Gargantas del Todra – Gargantas del Dades

Levantándose con el sol y el desierto detrás de usted, comience el día dirigiéndose hacia las gargantas del Todra. La ruta te llevará a través de paisajes variados y espectaculares, proporcionando una notable transición visual del desierto a las montañas.

En el camino, deténgase en oasis verdes donde los exuberantes palmerales contrastan con las áridas extensiones del desierto. Disfruta del frescor de los oasis, admira las majestuosas palmeras y descubre la próspera vida que reina en estos ecosistemas únicos.

Su destino final son las impresionantes gargantas del Todra, un desfiladero rocoso tallado por el río Todra. Explora estas espectaculares formaciones geológicas, donde las paredes de roca alcanzan alturas vertiginosas.

Luego continúe hacia las Gargantas del Dades, otro paraje natural excepcional. Las gargantas ofrecen un espectáculo sorprendente con sus formaciones rocosas esculpidas por el tiempo y el río Dades. Tómese el tiempo para caminar por las gargantas y admirar los tonos de color que cambian a lo largo del día.

Al final de la tarde, instálese en un alojamiento tradicional ubicado en el corazón de las gargantas del Dades. Disfrute de impresionantes vistas de las formaciones rocosas desde su alojamiento y déjese sumergir en la atmósfera tranquila de las gargantas.

Por la noche, disfrute de una cena preparada con ingredientes locales y disfrute de la serenidad del desfiladero antes de pasar una noche de descanso en este entorno natural único.

Día 9: Camino a Marrakech

Después de una noche tranquila en el corazón de las gargantas del Dades, comience el día poniendo rumbo a Marrakech. Prepárese para un día de descubrimientos fascinantes y paisajes variados.

Su primera parada será en Ouarzazate, apodada la «puerta del desierto». Explore esta ciudad conocida por sus escenarios de películas, su rica historia y su arquitectura única. Visita la Kasbah de Taourirt, antigua casa de una poderosa familia bereber, para profundizar en la historia de la región.

De camino a Marrakech, parada en la famosa Kasbah de Ait Ben Haddou, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Esta ciudadela fortificada de adobe ha sido escenario de numerosas películas y series de televisión. Pasee por las calles estrechas, descubra las tradicionales casas de barro y empápese del ambiente histórico de este lugar excepcional.

Continúe su viaje por las montañas del Alto Atlas, que ofrecen impresionantes vistas panorámicas. Cruza el paso Tizi n’Tichka, uno de los pasos más altos de África, para vivir una experiencia pintoresca.

Al final del día, llegada a Marrakech, la Ciudad Roja. Instálese en su alojamiento, quizás un riad tradicional en el corazón de la medina, y tómese un tiempo para relajarse después de un día lleno de descubrimientos. Aproveche su velada en Marrakech para explorar la plaza Jemaa el-Fna, pruebe deliciosos platos en un restaurante local y sumérjase en la vibrante vida nocturna de la ciudad.

Día 10: Explorando Marrakech

Tu penúltimo día te reserva una inmersión completa en los tesoros de Marrakech, una ciudad vibrante y encantadora.

Comience el día en la famosa plaza Jemaa el-Fna, el corazón palpitante de la medina. Admire a los malabaristas, encantadores de serpientes y cuentacuentos que crean una atmósfera singularmente animada. Explora los coloridos puestos que venden productos artesanales, especias aromáticas y delicias culinarias locales.

A continuación, dirígete a los Jardines de Majorelle, un remanso de paz creado por el pintor francés Jacques Majorelle. Pasee entre plantas exóticas, estanques de agua y edificios de color azul brillante, y descubra el Museo Bereber, que alberga una colección de artes y artesanías.

Su ruta continúa hacia el Palacio de la Bahía, un espléndido ejemplo de la arquitectura marroquí del siglo XIX. Explora los patios, los exuberantes jardines y los salones decorados con diseños intrincados.

La tarde es ideal para una exploración más profunda de los zocos de Marrakech. Piérdete en el laberinto de callejones, donde cada rincón esconde tesoros artesanales, textiles coloridos, joyas brillantes y mucho más. Negocie con comerciantes locales para obtener recuerdos únicos y auténticos.

Por la noche, disfrute de una cena tradicional en su riad, estas residencias marroquíes suelen contar con elegantes patios interiores. Saboree refinados platos locales, impregnados de los sabores característicos de la cocina marroquí. Bien merecida noche de descanso antes de tu último día en Marruecos.

Día 11: Excursión a Essaouira

Para este día especial, escape del ajetreo y el bullicio de Marrakech optando por una excursión memorable a la hermosa ciudad costera de Essaouira.

Comience temprano por la mañana y, después de un recorrido panorámico por la campiña marroquí, llegue a Essaouira, apodada la «Perla del Atlántico». Esta encantadora ciudad portuaria es famosa por su ambiente relajado, sus playas de arena y su histórica medina, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Comience su exploración con un paseo por las murallas de la medina, que ofrecen vistas panorámicas del Océano Atlántico. Pasee por las calles encaladas de la medina, descubra las tiendas de artesanía local y sienta el carácter único de esta ciudad costera.

Visite el puerto de Essaouira, lleno de actividad de los pescadores locales. Los coloridos barcos, las redes tendidas y el olor a pescado fresco crean una atmósfera auténtica.

Después de una mañana explorando, relájese en uno de los encantadores cafés junto al mar y disfrute de un almuerzo de mariscos frescos mientras contempla el horizonte.

Por la tarde, explore los zocos de Essaouira, conocidos por sus artesanías en madera de cedro y sus coloridos textiles. Admire a los artistas callejeros y empápese del ambiente artístico de la ciudad, que ha atraído a músicos, artistas y escritores de todo el mundo.

Al final de la tarde, disfrute de tiempo libre para relajarse en la playa o explorar la medina a su propio ritmo.

Tome el camino de regreso a Marrakech temprano en la tarde, llevándose los recuerdos de un día inolvidable en Essaouira. Llegada a Marrakech por la tarde para una noche de descanso antes de su salida.

Día 12: Salida de Marrakech

Su última mañana en Marrakech brinda una oportunidad ideal para realizar algunas actividades finales antes de abandonar esta fascinante ciudad. Te trasladamos al aeropuerto de Casablanca.

Incluido

  • Traslados hotel
  • Transporte terrestre durante todo el itinerario, posiblemente en vehículo privado o compartido, según la elección del paquete.
  • Alojamiento en hoteles o riads seleccionados durante todo el viaje.
  • Noche en un campamento en el desierto de Merzouga.
  • Desayuno incluido diariamente.
  • Posiblemente algunas cenas incluidas, especialmente durante la estancia en el campamento del desierto.
  • Paseo en camello para llegar al campamento en las dunas de Merzouga.
  • Posiblemente, entradas a lugares turísticos mencionados en el itinerario.

Excluye

  • Almuerzos.
  • Bebidas.
  • Gastos personales.
  • Propinas para el guía, conductor y personal del campamento.
[contact-form-7 id="be93bca" title="Contacto"]